Red Gráfica Latinoamérica

Inicio > Impresos > Impresión > El objeto más valioso del mundo es un impreso

Impresión

El objeto más valioso del mundo es un impreso

por Red Gráfica Latinoamérica

Un impreso es el objeto más caro del mundo según la relación peso/precio. Se trata de una pequeña estampilla y lo que la hace tan valiosa y única es que fue producto de un error de impresión



{id_article}

Un kilo de oro cuesta alrededor de 40.000 dólares, un kilo del mejor caviar cuesta 36.000 dólares, y el diamante azul considerado el más costoso del mundo con un peso de 1.6 gramos cuesta 6´780.000 dólares es decir 4´237.500 dólares por cada gramo; sin embargo existe un objeto que supera por mucho el valor por gramo de estos metales, joyas y exquisiteses culinarias y lo más sorprendente es que se trata de un impreso.

Tre Skill Banco Amarilla, el objeto más valioso del mundo en razón de su peso

Es el Tre Skill Banco amarillo, una estampilla sueca de 1855, pequeña, sencilla, impresa a una sola tinta y con un peso de tan solo 0.03 gramos; su precio: 2.3 millones de dólares según su último valor de compra conocido al ser subastada en 1996, lo que la convierte en el objeto más valioso del mundo en relación a su peso.

La razón de su extraordinario valor radica en que es un objeto único, pues solo se conoce un ejemplar en el mundo, su singularidad es producto de un error al momento de su impresión en 1855 cuando el gobierno sueco decidió lanzar sus primeros sellos postales. Se emitieron 5 estampillas de diferentes precios, el Tre Skill Banco de color verde (que costaba 3 skills) el Fyra (4) de color azul, el Sex (6) violeta, el Ata (8) amarillo y el Tjugufyra (24) de color rojo.

Primera serie de estampillas suecas

Se cree que en algún momento del proceso alguién colocó un clisé de Tre Skill (verde) para reemplazar algún Ata Skill (amarillo), que pudo haberse dañado y así completar el molde de 100 clisés dando como resultado la impresión de unos pocos sellos Tre Skill de color amarillo. Nadie se percató de este error en su momento, además Suecia pronto publicó una nueva línea de estampillas descontinuando la primera serie skill.

Antiguo clisé para estampillas

La Tre Skill original era de color verde, un error de impresión dio lugar a la Tre Skill Amarilla

30 años después, en 1886, un joven de 14 años llamado Georg Wilhelm Backman encuentra la Tre Skilling Amarilla adherida al sobre de una vieja carta que halla en el ático de su abuela, desconociendo el tesoro que tenía en sus manos decide venderla a un coleccionista de Estocolmo llamado Heinrich Lichtenstein por tan solo 7 coronas. Lichtenstein, por ser coleccionista, conocía muy bien los sellos de la serie Skill de manera que se percató de inmeditao del color equivocado de la estampilla y supo que tenía en sus manos una joya.

Desde aquel día la única Tre Skill amarilla del mundo ha pasado por muchas manos, en 1894 el conde autríaco Philippe de la Renotiere von Ferrari pagó unos 4000 florines para sumarla a su extensa lista de sellos pero en 1922 el gobieron francés confiscó la colección y la separó para venderla en 14 subastas distintas y así indemnizarce por los daños causados por Austria durante la I Guerra Mundial, entonces fue adquirida por el barón Leijonhufvud, coleccionista especializado en estampillas suecas quien pagó 35.250 francos por el “tres skilling amarillo".

Años después el rey Carol II de Rumania pagó 120.000 francos por hacerse a la estampilla, fue subastada nuevamente en 1996 alcanzando la cifrá record de 2.3 millones de dólares.

Estampillas del mundo

Hace unos días, el 22 de mayo de 2010, fue vendida nuevamente por la Casa de subastas del filatelista irlandés David Feldman, aunque el valor de la venta es mantenido en secreto, se estima que habría alcanzado un precio cuando menos igual, si no superior al anterior y sabemos esto gracias al comunicado de prensa de la casa Feldman que dice: "El Tre Skilling Amarillo conserva su reputación como el objeto más valioso del mundo según su peso"

Artículo recomendado: El libro más antiguo - Jikji


En otras secciones:
Powered by Disqus

 
Atarraya